Los 10 mayores países productores de energía solar del mundo

 

En los próximos años, la clasificación de los mayores productores de energía solar va a cambiar significativamente. La energía solar está tomando impulso en grandes países como la India y los EE.UU., lo que predice un gran salto en la escena global. Utilizando los datos recopilados por PowerWeb, podemos hacer un ranking de los países con más capacidad instalada para la generación de energía solar.

En los últimos años, los gobiernos de todo el mundo han aplicado medidas para fomentar el desarrollo de la energía solar en sus países, tanto a nivel doméstico como a nivel de red (utilizando incentivos de diversa índole). Sea cual sea el método, hay muchos datos prometedores que sugieren que la energía solar va a ser un activo importante en la generación eléctrica a nivel mundial.

Sin más preámbulos, aquí están los 10 mayores países productores de energía solar:

  1. China (130.4 GW).

Francamente, China deja mucho que desear en materia de medio ambiente. Esta percepción es algo que puede explicar por qué sus recientes esfuerzos no han recibido mucha atención, a pesar de que el país amplió su capacidad solar en un 81 % el año pasado. El país tiene como objetivo generar un 20 % de su energía de fuentes renovables para 2030. En el año 2014, el país representaba hasta un 70 % de la capacidad solar térmica total instalada en el mundo. Recientemente, China activó la planta solar flotante más grande del mundo.

  1. Estados Unidos (85.3 GW).

Estados Unidos tiene la tecnología, el talento y las condiciones ambientales que se requieren para el despliegue de la energía solar a gran escala (sin mencionar la demanda cada vez mayor). Pero el apoyo político a las energías renovables ha sido irregular, y con Trump retirando a Estados Unidos del Acuerdo de París, el futuro de la energía solar en Estados Unidos está lejos de ser bueno. Sin embargo, algunos estados han fijado unas grandes metas en relación a la energía renovable en general, y a la solar en particular. Actualmente, Estados Unidos alberga muchas de las instalaciones solares más grandes del mundo, así instalaciones domésticas muy avanzadas, EEUU esta consiguiendo bajar los precios cada año.

  1. Japón (63,3 GW).

Con tecnología e industria, Japón fue uno de los primeros en desarrollar la energía solar a gran escala y continúa innovando en el sector, con el objetivo de que la energía solar cubra el 10 % de la demanda energética del país para 2050

4. India (57,4 GW).

La India empezó a desplegar la energía solar a gran escala en 2011, se prevé que hagan grandes avances en la generación para 2020, con el Banco Mundial aportando mil millones de dólares en préstamos sólo en este año. Su auge solar acaba de comenzar, el gobierno apunta a tener una capacidad instalada de 100 GW para 2022. Como un país en desarrollo, la energía solar también desempeña un gran papel en la calefacción o la purificación del agua en muchas regiones de la India. Además, los precios están siendo especialmente bajos para esta energía, por lo que el gobierno está cancelando los proyectos de construcción de varias centrales eléctricas de carbón.

  1. Alemania (48.4 GW).

Alemania ha protagonizado los titulares en los últimos años por sus compromisos en relación a la energía renovable. Su estrategia Energiewende, tiene como objetivo asegurar que, para 2050, el país obtenga al menos el 60 % de su energía de fuentes renovables como parte de su campaña para reducir las emisiones de carbono. Es el país líder en Europa en energías renovables, Alemania cuenta con casi 30 plantas de generación fotovoltaica, cada una de las cuales genera al menos 20 MW anuales. Y, al igual que el Reino Unido, el país está batiendo sus propios récords solares este año.

  1. Italia (22,6 GW).

La presencia de Italia en el ranking es atípica ya que es un importador neto de energía. La energía solar representa casi el 10 % del mix energético del país y se prevé que se duplique en la próxima década. Este método de generación de energía no sólo representa una oportunidad para Italia para explotar un recurso que tiene en abundancia, sino también una oportunidad para reducir la dependencia energética del extranjero.

  1. Reino Unido (14.2 GW).

El Reino Unido superó a Francia y a España en 2015 en términos de capacidad instalada. Junto con las principales instalaciones solares comerciales, los sucesivos gobiernos han apoyado iniciativas que fomentan la instalación de paneles solares en las escuelas y en las viviendas particulares. Entre abril y septiembre de 2016, los paneles solares del Reino Unido produjeron más electricidad que el carbón – en un día especialmente soleado las granjas solares produjeron seis veces más energía que el carbón.

  1. Francia (12,8 GW).

Con una economía fuerte y un sector energético bien desarrollado, no es de extrañar que la energía solar haya despegado en Francia. De hecho,quiere pavimentar 1000 kms de sus carreteras con paneles solares.

  1. Australia (12,2 GW).

Desde el año 2009, la presencia de la energía solar en Australia se ha disparado. Hasta la fecha, el país tiene cerca de 20 proyectos solares (con una capacidad superior a 1 MW) en diversas etapas de finalización. Pero estos resultados prometedores no muestran el panorama completo. Australia contará con la mayor parte de almacenamiento de energía solar del mundo.

  1. Pakistán (10 GW).

Pakistán inauguró en 2012 su primera planta fotovoltaica. El parque solar Quaid-e-Azam, el centro de su estrategia solar, es un proyecto que, una vez plenamente operativo, tendrá una capacidad de 1 GW y será el más grande de su tipo en el mundo. Debido a la reciente caída de los aranceles mundiales, Pakistán se está preparado para lanzar subastas de energía que podrían bajar aún más los precios de la energía solar.

 

Jardín vertical

Lo primero que tenemos que tener claro es de que hablamos cuando nos referimos a jardín vertical: Una pared de cultivo o muro verde es una instalación vertical cubierta de plantas de diversas especies que son cultivadas en una estructura especial dando la apariencia de ser un jardín pero en vertical, de ahí que también se le conozca como jardín vertical.

Si no dispones de mucho espacio en casa, pero te gustan mucho las plantas y tener un ambiente verde, esta es una muy buena manera de tener tu propio jardín en un espacio reducido. Ocupas el espacio que ocupa un macetero, ya que la idea es que el jardín crezca a lo alto y no a lo ancho.

Muy importante que le dediquemos un tiempo al diseño, a las condiciones particulares que tendrá, ya que cada situación requerirá de unas condiciones diferentes. Un aspecto que tenemos que analizar cuando decidimos montar un jardín vertical es la forma en que estructuraremos las plantas, para hacer un buen soporte para que desarrollen unas buenas condiciones de supervivencia, además de un correcto aporte nutritivo.

Para el sustrato tenemos varias opciones, hidropónico, con tierra, mixto…

También, si no te quieres complicar o no eres muy manitas, existen en el mercado sistemas prefabricados de jardines verticales que dan buenos resultados, caso de Citysens o Mypot.

Debes pensar en el sistema de riego, puedes hacerlo manual o utilizar alguna de las soluciones que existen en el mercado. Su complejidad radicará en el sistema de sustrato escogido. Para un sistema simple con tierra el riego por goteo es el más sencillo y efectivo.

Podemos montar nuestro jardín vertical casero tanto en un macetero de forma independiente, de forma que podamos moverlo cuando lo necesitemos, o montado sobre una pared, donde quedará “fijo”.

Sistema de cubierta verde

Ante la menor permeabilidad de las superficies del suelo, las cubiertas verdes entran en juego, proporcionando espacios verdes adicionales en áreas urbanas densamente pobladas como elemento que permite aumentar y mejorar la calidad del agua recogida.

En entornos naturales el terreno y las plantas absorben la mayor parte del agua de las precipitaciones. Sin embargo cuando edificios y calles cubren casi toda la superficie, el agua de lluvia acaba en los sistemas de drenaje colectivo y, por desgracia, cada vez con mayor frecuencia, los colapsa. El aumento de las precipitaciones torrenciales e inundaciones de forma localizada y el descenso de la capa freática son indicadores claros de que la ecología del ciclo del agua se ha visto gravemente menoscabada como resultado del cambio climático y de la menor permeabilidad de las superficies del suelo.

Aquí es donde las cubiertas verdes entran en juego, proporcionando espacios verdes adicionales en áreas urbanas densamente pobladas como elemento que permite aumentar y mejorar la calidad del agua recogida. Cada cubierta verde retiene y almacena una cierta cantidad de agua de lluvia y posteriormente permite su evacuación retardada o su evaporación, protegiendo del sobre uso los sistemas de alcantarillado, al mismo tiempo, que mejora su eficacia.

Eso es lo que hace el nuevo sistema Regulador de cargas pluviales de Zinco; gestiona el agua de lluvia captada en las cubiertas verdes, imitando el efecto del suelo natural y equilibrando de manera eficiente los picos de precipitación. El principal beneficio que se consigue con esto es que es posible evacuar las aguas pluviales retenidas a una cisterna o a otros sistemas de recuperación para su almacenamiento y su posterior reutilización inteligente.

Cada vez con mayor frecuencia, muchas ciudades integran las cubiertas verdes en sus planes de gestión municipal como un elemento esencial por sus múltiples beneficios, pero también para realizar una gestión más eficiente del agua de lluvia. Cada una individualmente, por lo tanto, contribuye al alivio de la red de alcantarillado público. Por ejemplo, una cubierta verde extensiva estándar puede retener entre 20 y 40 l/m² de agua y una cubierta verde intensiva puede almacenar entre 50 y 100 l/m², o incluso más. De cara al riesgo de inundación, debe almacenar tanta agua como le sea posible, hasta un límite. De lo contrario, el exceso de líquido disponible para las plantas puede dar lugar a una transformación de la vegetación y, por lo tanto, a un mayor mantenimiento y cuidado; puede incluso llegar a ahogar y pudrir la raíz de la vegetación. Por esta razón, Zinco ha desarrollado la nueva Cubierta reguladora de cargas pluviales en dos partes diferenciadas: el volumen de retención y el sistema de cubierta verde.

En ella, se emplea un elemento espaciador denominado ‘regulador de cargas pluviales’ situado bajo el sistema de cubierta verde. Su altura puede variar, según sea necesario. Por ejemplo, un regulador de 10 cm de altura permite el almacenamiento de unos 80 l/m² de lluvia, en una cubierta plana de 0° con la capacidad de carga requerida. Durante un período predefinido de tiempo (entre 24 h y unos pocos días), el agua de lluvia retenida se evacua paulatinamente a través de una válvula reguladora insertada en el sumidero al sistema de evacuación de aguas de la cubierta.

Con el fin de asegurar que estas partes continúan trabajando perfectamente, el sumidero y la válvula reguladora se encuentran, para su protección, en el interior de la caja registrable, donde sus laterales ranurados impiden que entren partículas extrañas. El sistema de cubierta verde situado sobre el regulador de aguas pluviales incluye todos los elementos que se requieren para su buen funcionamiento. Por ejemplo, el equilibro agua/aire en la zona de las raíces, drenaje y almacenamiento de agua para las plantas, etc. Una cubierta verde intensiva, naturalmente, requiere un mayor nivel de agua que una extensiva que tiene vegetación resistente a la sequía. Cada sistema, por lo tanto, se adapta a la vegetación escogida. Prácticamente son posibles todos los tipos de cubierta vegetal y puede utilizarse, incluso, para la creación de vías y caminos de acceso. El desarrollo de cubierta reguladora de cargas pluviales en dos partes diferenciadas permite que se almacene una gran cantidad de agua, independientemente del nivel de agua requerida para el buen funcionamiento de la cubierta verde y sin ningún riesgo de transformación vegetal o pudrición de sus raíces. 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Gimnasio Flotante

 

Floating gym

Un gimnasio flotante que utiliza energía humana para navegar por París.

 

Los Arquitectos italianos del estudio Carlo Ratti Associati han diseñado un gimnasio flotante accionado por energía humana. Diseñado para navegar por el río Sena, propulsado por un revolucionario sistema llamado TechnogymQUE ARTIS, que usa la energía generada por los entusiastas del fitness cuando hacen ejercicio

El diseño es como una burbuja de cristal transparente que toma como fuente de inspiración los clásicos transbordadores Bateaux Mouches que llevan a los turistas por el río Sena desde principios del siglo XX. Fruto de la colaboración entre Technogym, Terreform ONE y URBEM, el diseño de gimnasio flotante está adaptado para utilizar bicicletas ARTIS y cross trainers, que generarán la energía necesaria para poder mover el barco. Un barco de 20 metros de largo con capacidad para 45 personas. Por la noche, el barco se puede utilizar incluso para fiestas y celebraciones
Cómo fuente de energía complementaria, la parte superior estará cubierta de placas solares

Las pantallas de realidad aumentada instaladas en el barco les mostrarán a los usuarios tanto la cantidad de energía que producen como datos acerca de las condiciones ambientales del Sena, realizando un seguimiento en tiempo real gracias a los sensores incorporados en el buque y en los equipos de entrenamiento.

Suecia se queda sin basura y debe importarla de Noruega

Los suecos son un ejemplo de reciclaje, pues han llegado a un extremo en que toda la basura ha sido utilizada y deben importarla de otros países.

Suecia se ha quedado sin basura. Y, aunque suena como una noticia positiva e incluso envidiable, los habitantes se encuentran en un predicamento pues al menos 250 mil casas obtienen energía con un sistema que se alimenta de desechos. Como ya toda la basura ha sido utilizada, ahora los suecos deben importarla de países vecinos, sobre todo de Noruega.

Los suecos tienen una gran mentalidad de reciclaje. Tanto, que sólo el 4% de la basura generada en el mundo termina en los vertederos. El resto es incinerado dentro de unas plantas generadoras de energía.

Se calcula que Suecia importa 80 mil toneladas de desperdicio. El arreglo con Noruega es el siguiente: Noruega le paga a Suecia para que se lleve su exceso de basura, Suecia la quema para producir electricidad y las cenizas restantes del proceso de incineración se retornan a los vertederos de Noruega.

Este es un claro ejemplo de que vivir en un mundo de reciclaje sí es posible.

Un edificio educativo con certificación LEED

Hasta el momento, el Centro Roberto Garza Sada de Arte, Arquitectura y Diseño (CRGS) de la Universidad de Monterrey, es el único edificio educativo en todo Nuevo León en obtener la certificación LEED (Leadership in Energy and Environmental Design); esto significa que la estructura es ambientalmente amigable.

Dieck Assad, el rector de la Universidad, mencionó que desde 2008 se interactuó con miembros del Consejo de la Construcción Ecológica de Estados Unidos, quienes se encargaron de inspeccionar todo en términos de sustentabilidad: inspección de materiales para obtener un edificio eficiente en su operación y en la calidad del ambiente interior para los usuarios.

El rector comentó que durante su edificación se trabajó en la separación y reaprovechamiento de residuos, además, desde su operación ha sido notable el ahorro energético, tanto en iluminación como en aire acondicionado.

CSO colaboró en la obtención de la certificación LEED en distintas áreas:

  • Control de erosión y sedimentación.
    1. Con el fin de evitar la salida de polvos, se colocó una malla perimetral.
    2. Colocación de grava en todo el terreno, para así proteger el suelo.
    3. Los no ideales para distribuir la grava fueron regados, con el fin de evitar la dispersión de polvos.
  • Materiales ambientalmente preferentes.
    1. Se realizó un control de todos los insumos y se revisaron los siguientes aspectos:
      • Sitios de donde se extrajeron las materiales primas, para asegurar que fueran materiales regionales.
      • Sitios en los que se realizó la producción de los insumos utilizados en la obra.
      • Obtención del porcentaje del contenido de material reciclado.
      • Obtención del porcentaje del contenido de material reutilizado.

Entre otros aspectos, también se consideró el cuidado de recursos como el agua, dado a que su paisaje exterior está rodeado con plantas que consumen poca y que además son regadas con aguas tratadas.

En estos tiempos, es de gran importancia que existan quienes se preocupen por tener edificaciones amigables con el medio ambiente y por perseguir constantemente la sustentabilidad.