En la actualidad cuando hablamos de negocios, nos referimos a empresas que trabajan con un compromiso social, económico, ambiental, sustentable y claro en su funcionamiento.

Tengamos presente que en una #ESR se  integra  el respeto a las personas, valores éticos, la comunidad, el medio ambiente dentro de la gestión de los servicios o productos que ofrece.

Para la fundación o conversión a una ESR, se deben realizar actividades que permitan medir  y reportar impactos en relación al desempeño empresarial el cual deberá tener documentad,  puesto que  se les pide una rendición de cuentas; dichos valores (cuantitativos y cualitativos) tendrán que ser la base para que la empresa pueda establecer medidas necesarias para hacer efectiva y aún más eficiente la forma en que se integra esta manera de operar en conjunto con la ideología de la empresa.

Es importante mencionar que hoy en día es un valor agregado y una ventaja competitiva para la empresa, ya que es considerada uno de los pilares, con esto nos referimos a una estrategia exitosa de negocio.

Mantengamos presente que una Empresa Socialmente Responsable trabaja bajo los siguientes principios: respeto a la dignidad de la persona, empleo digno, solidaridad, contribución al bien común, confianza, ética en los negocios, prevención de negocios ilícitos y acoso, vinculación positiva con la comunidad, transparencia, honestidad y legalidad, justicia, equidad y desarrollo social.

Cabe mencionar que al ser una ESR podemos reducir  el ausentismo laboral, pues estamos creando un ambiente agradable para nuestros trabajadores, logrando disminuir la rotación de personal debido al buen clima laboral, también  gracias al respeto con el que se trabaja mejora la eficiencia y rendimiento, generando líderes  proactivos internos que ayudan mantener mejores resultados en la empresa, creando un buen  desarrollo personal como profesional gracias a las posibilidades de participación en las actividades de la empresa.